lunes, 7 de noviembre de 2011

Experiencias Piccadictos Personales

Buenos días Piccadictos, 

Para la entrada de hoy hemos invitado a escribir a Pablo Serrano que compró un paquete de Café en Piccadilly y nos cuenta su experiencia.

Este finde tuvimos celebración en casa. Era el cumpleaños de mi padre, cumplía 60 añazos y había que celebrarlo. La comida fue copiosa como siempre pero para el postre teníamos reservado una sorpresa especial.

Mi padre soplando las velas

Mi padre se crió a caballo entre la huerta y la ciudad, y a él y a mi abuela, los postres de almendra y merengue les encantan. Por esta razón compramos torta de merengue, y como mi padre vivió mucho tiempo en Francia, también compramos un postre francés llamado Macarone que son las 'galletitas de colores' que podéis ver más abajo.

Mi tacita de café con Macarones y Merengue al fonfo

Para la ocasión compré Lavazza Rossa en Piccadilly. El mismo café que sirven allí pero para prepararlo en casa. Lo tenía desde el miércoles pero quería usar a mi familia de Conejillos de Indias y lo abrí el domingo. Lo preparé en la cafetera espresso, la de 'toda la vida', y nada más probarlo mi tía me miró y asertó con la mirada "se nota la diferencia". El sabor es distinto al café corriente y por supuesto el aroma. Era tan distinto que mi madre me pidió que preparara otra cafetera. Así que nada, nos tiramos de sobre mesa dos horas hablando de nuestras cosas, de la familia, de cómo han crecido los primos, de quién se casa y deja de casar, y todo a base de café y dulce. Así da gusto.


La verdad es que nunca me había planteado comprar el café allí. Mi madre siempre se encarga de comprarlo en super, pero la verdad es que merece la pena. Tiene un sabor muy bueno, más intenso pero menos amargo que el café normal, que el café que podemos comprar en casi cualquier lado. 

Preparando el café en la cocina

Mi experiencia ha sido buena y la de mi familia también. Así que supongo que mi madre me encargará comprar más para regalar a sus amigos y llenar la despensa. Es perfecto para las visitas porque no les sirves algo normal, les has preparado algo especial y te lo van a agradecer.

Mi abuela apurando el último sorbo


Si te ha gustado el post y quieres contarnos tu propia historia Piccadilly, puedes enviarnos la entrada a info@piccadillycoffee.com.

Hasta la próxima Piccadictos




No hay comentarios:

Publicar un comentario