jueves, 8 de diciembre de 2011

Viva la pepa (II)

En 1978 se ponía de relieve el interés de la sociedad española por una constitución que garantizara sus más justas libertades y esta vez sí, dejara atada y bien atada una democracia para España. Han pasado 33 años de aquél 6 de diciembre que cambió nuestras vidas. 

Fotografía de Flickr bajo CC por qk_monga

A pesar de que en la Constitución no se nombra ni una sóla vez la palabra Café, o Muffin. Ni siquiera chocolate está entre sus párrafos, ¡madre mía!  Desde Piccadilly queremos dar las gracias a los Padres de la Constitución, personas con posiciones tan dispares que pudieron ponerse de acuerdo cuando su país los necesitaba. Un ejemplo que se queda bien lejos de la actitud de nuestros representantes actuales, independientemente de su signo político.

En especial, nos gustaría resaltar la figura de Gabriel Cisneros, cuya vida estuvo vinculada a Murcia. Gracias por haber sido un ejemplo para todos los españoles

Aunque esta semana sea la menos productiva del año, es necesario recalcar el papel que tuvo y tiene la Constitución en los españoles. La Carta Magna que garantiza nuestras libertades no puede ser tratada como moneda de cambio política ni debería ser modificada bajo ninguna presión extranjera. Si perdemos el valor de ese papelito, habremos perdidos nuestra condición de hombres y mujeres libres.

Hasta la próxima Piccadictos ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario