jueves, 8 de marzo de 2012

El café como Cultura


Recientes estudios arqueológicos británicos revelan la posibilidad de que el café comenzara a
consumirse en Arabia en torno al S.XII. En el S.XV, los musulmanes extendieron el consumo del
café hasta Turquía, donde parece que se creó la primera cafetería en Constantinopla en el año 1475,
llamada Kiva Han. No fue hasta el S.XVII que el café llegara a Europa, extendiéndose rápidamente
por todo su territorio.

Pronto se abrieron cafeterías a lo largo de toda Europa, que se convirtieron en lugares de reunión de
los que salieron las primeras ideas liberales en contra de los regímenes totalitarios de la época,
debido a la asistencia a esas reuniones de las personas de mente más avanzada como letrados,
filósofos, etc. En el S.XVIII el café era tan popular que se comienza a introducir su producción en
los países tropicales para satisfacer la demanda procedente de Europa.


Estatua dedicada aTorrente Ballester en el Café Literario Novelty

No podemos obviar que el café forma parte de nuestra vida, ya no sólo de nuestra alimentación, ni
como rutina en nuestro día a día, sino que se ha convertido en un elemento clave en la cultura
moderna siendo una figura esencial en las relaciones sociales de occidente. De hecho, se toma a la
cultura de ir a tomar café y reunirse en cafeterías como un elemento cohesionador de Europa (como
se ve en el libro “La idea de Europa” de George Steiner), la Europa de los cafés, cafés que han
moldeado la cultura europea. Como Steiner indica en su libro, “el carácter reflexivo y en muchas
ocasiones paradójico del arte europeo sólo se puede dar en un ambiente pausado”, el ambiente del
café como reunión social, el café como elemento alrededor del cual se discute, debate o dialoga
sobre temas que atañen a la sociedad actual (tal como se hacía en las tertulias en las que se daban
cita, en torno a una taza de café, los mayores genios literarios de la España de principios de siglo).

Friends en el sofá de Central Perk

En la actualidad, son muchos los ejemplos que tenemos de esta costumbre de los cafés, ejemplos
que nos llegan tanto de la televisión como del cine en las que se nos muestran series de éxito cuyo
escenario principal es una cafetería y todo gira en torno a la reunión que mantienen sus personajes
allí, amigos que se reúnen en torno a una taza de café para hablar, discutir o simplemente relajarse
después de un duro día, series como Friends o Cheers que hicieron de las cafeterías que salían en
ellas un icono, siendo reconocidas incluso fuera de la propia serie televisiva.

En Piccadilly Coffee os estamos esperando, todos tenéis hueco para descansar y hablar alrededor de
uno de nuestros cafés mocca o saboreando un rico Caramelone.

Hasta la próxima Piccadictos!!

Enhanced by Zemanta

1 comentario:

  1. Nunca había pensado en el café en ese sentido, como elemento cohesionador de una cultura europea emergente y la verdad que me ha resultado muy interesante, enhorabuena!!!

    ResponderEliminar