miércoles, 28 de marzo de 2012


¿Por qué se insiste en la importancia de los desayunos?

Con un desayuno equilibrado se colabora para que el reparto de las calorías a lo largo del día sea más armónico y proporcionado, logrando también comenzar el día con una ración segura de nutrientes. Esto es sumamente importante tanto en jóvenes y adultos.




No desayunar, a raíz del déficit de glucosa accarrea decaimiento, mal humor y falta de concentración. El organismo lleva muchas horas sin recibir alimento  y lo obligamos a ponerse en funcionamiento y a quemar calorías, que todavía no han sido ingeridas, generando que tenga que recurrir a reservas energéticas, lo que causa muchísimas alteraciones al organismo.

Estos comportamientos negativos se han observado tanto en jovenes como adultos que presentaban una alimentación equilibrada en su conjunto, como en quienes presentaban una alimentación insuficiente.
Para que el desayuno sea equilibrado, deben ingerirse los siguientes grupos de alimentos: lácteos, frutas y cereales. También pueden participar otros alimentos, como dulces, siempre en cantidades moderadas.
Por lo que el desayuno debe ser un hábito alimentario obligatorio. Ya que que condiciona el estado físico, psíquico y nutricional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario