lunes, 18 de junio de 2012

UN ZUMO PARA LA PIEL



El zumo de zanahoria.

Por sus características la zanahoria ofrece una protección básica a la epidermis cuando la piel se expone a los rayos solares.


Una alimentación rica en carotenos favorece el bronceado y la zanahoria los posee en grandes cantidades. Los carotenos tienen grandes virtudes dietéticas y a la vez protegen la piel de la influencia negativa del sol. Mantienen la piel hidratada y le proporcionan un tono bronceado. Comer zanahoria unos días antes de tomar el sol ayuda a proteger la epidermis pues sus betacarotenos activan la producción de la melanina.


La zanahoria es, después del perejil, el alimento con mayor proporción de betacarotenos. Pertenece al grupo de caretanoides, formado por más de 600 compuestos naturales. Desempeña un papel muy destacado porque actúa como un precursor de la vitamina A. Puede transformarse en esta vitamina cuando lo necesite el organismo.

También funciona como un eficaz antioxidante y así previene los efectos negativos de la edad y dolencias como el cáncer. Los betacarotenos además neutralizan los radicales libres. Estos son unas moléculas reactivas con una alta carga energética. Dañan las membranas de las células y el material genético que contienen. En verano actúan contra estos radicales que se generan por una excesiva exposición al sol.

Los bronceadores elaborados a base de extracto de zanahoria producen a nivel cutáneo un estímulo del caroteno que va aportando, poco a poco, un tono bronceado a la piel.

lunes, 11 de junio de 2012

PLANES VERANIEGOS


Junio ya ha empezado, y con él llega el verano, la piscina y los planes con los amigos, la novia, el novio, la familia.… Si estas pensando que hacer, te sugerimos las siguientes ideas.



  1. Haz deporte. Sí, es muy típico, pero ¿Por qué no? En invierno es normal que prefieras quedarte en casa viendo una película con la mata. Pero en verano ya no hay excusa, es un gozo hacer deporte al aire libre. Windsurf y Kitesurf en el mar, senderismo y ciclismo en la montaña…

  2. Aventuras con emociones fuertes. Después del estrés quizá necesitas una descarga fuerte de adrenalina. Parapente, tirolina, puenting, parques de atracciones pueden ser una solución.

  1. Vivir un festival. Te guste la música que te guste seguro que encuentras tu Festival. Desde Sella, pasando por Monegros y el FIB hasta el Mar de Música y Creemfield.

  1. El camino de Santiago. Una experiencia inolvidable. Recorrerás lugares preciosos e irás conociendo gente. Coge tu mochila, y ya sea a bici o pie, disfruta de una vivencia única.

  1. Vete de inter-rail. El ya archifamoso inter-rail es una de las opciones favoritas de la gente joven a la hora de viajar. Y es que comparado con otros medios de transporte es mucho más económico. Puedes comprarte un billete global que te permita viajar en tren por toda Europa desde 159€. Esta opción es la tuya si te gusta diseñar tus propios viajes.

  1. Un crucero. Yo he estado en uno y es increíble, barra libre de bebida, cenas de lujo, conciertos, casino incluido, bañarse en mitad del mar, tomar el sol en cubierta... El problema es que en estas fechas, los precios se disparan pero buscando se puede encontrar alguna oferta interesante.

  1. Carretera y Manta. En EE.UU  es legendaria la ruta 66. En España no conozco ninguna, pero es ponerse con los amigos una tarde y seguro que se encuentran una par de rutas. Puedes ir en caravana o en coche y buscarte cada noche un sitio para dormir (Hoteles, hostales, campings…) Y cuando te canses o se te acabe el dinero  media vuelta y a casa. 100% Libertad.

  1. Sol y playa. Un clásico que nunca falla. Arena, chiringuitos, sol, playa, mojitos, terrazas, discotecas…

  1. Un viaje Diferente. ¿Buscas algo totalmente diferente? Mira estas dos webs: caravanseraiviajes.com y viajesalnur.com

  1. “Dios Proveera”. El anti-plan: no planees nada. Coge en tu mochila lo que consideres imprescindible, acercate a un aeropuerto y el primer avión que salga con cambio de tarifa de último minuto lo coges.



viernes, 1 de junio de 2012

El sabor dulce y frió de una bebida con historia.


Cuando el calor aprieta, el sol quema y nos empezamos a deshidratar, la imaginación vuela y busca la manera de saciar la sed.
¿Un vaso de agua? ¡Qué va, no sabe a nada! ¿un refresco? ¿o mejor un helado?
Pero  ¿y si mezclamos? Entonces tenemos un Milky, el sabor dulce y frío del verano.
El Milky es un batido que ha venido de la mano de Piccadilly para quedarse, su receta es tan sencilla como deliciosa: leche, hielo, nata, fruta y sirope.






El origen y las características de esta bebida, según recoge un  impreso de 1885, eran bastante distintos al que tiene hoy en día. Entonces no era tan dulce e inocente: se refería a una supuesta bebida medicinal hecha con leche, huevos y... ¡whisky!
Por esos días, tenía más cara de cóctel que de postre, aunque unos años después, a inicios del siglo XX, el término cambió para referirse a una “saludable bebida hecha con siropes de chocolate, fresa o vainilla”.
La popularidad de la bebida creció a partir de 1922, cuando un empleado de la farmacia Walgreens de Chicago mezcló la medicinal bebida con dos bolas de helado, creando un batido que pronto encantó a los jóvenes de todos los rincones de EE.UU.
Para el nuevo siglo, surgieron bajos en azúcar, bajos en grasa e, incluso, llegaron a ser utilizados como parte de un tratamiento dental para reducir la ansiedad de los pacientes.

En Piccadilly los preparamos de forma casera, recetas propias que nos permiten una gran variedad de sabores. Tenemos batidos de fresa, chocolate, coco…

 ¿A quién no se le antoja un Milky fresquito en Piccadilly con el calor que hace?